El aumento de llamadas telefónicas recibidas en las líneas habilitadas para denuncias es un claro indicador de #LaOtraEpidemia: el aumento de la violencia basada en género, que surge como efecto colateral de la pandemia del COVID-19. Los datos estadísticos corroboran esta premisa: en marzo del 2019 el Ministerio de la Mujer reportó 417 llamadas denunciando agresiones al número de atención a violencia de mujeres (SOS Mujer, 137); en marzo del 2020 la cantidad de llamadas de auxilio escaló a 626, y en abril del 2020 se ha reportado 724[1].

En el caso del servicio Fono Ayuda 147 del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (MINNA), en el primer cuatrimestre de este año se reportaron 596 denuncias sobre abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes. Los datos sobre denuncias de maltrato, durante los meses de enero a abril de este año, fueron 1679 denuncias en total, siendo abril el mes que consignó un aumento considerable, reportando 361 denuncias; una cifra que significa un verdadero desafío durante la emergencia sanitaria, ya que las niñas y niños[2].

Para abordar esta problemática y responder a las denuncias, el Ministerio de la Mujer y el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, con el apoyo de las agencias de las Naciones Unidas en Paraguay (PNUD, ONU MUJERES, UNFPA, UNICEF, OPS/OMS, OIT, FAO, ACNUR, PNUMA) presentaron un proyecto al Fondo Global del PNUD de Respuesta Rápida a la Crisis por Covid-19, el cual ha sido aprobado.

En marzo del presente año, el PNUD global lanzó un llamado para presentar propuestas que respondan a la emergencia y/o a las situaciones generadas por la pandemia del COVID-19. Atendiendo al preocupante contexto mencionado, se presentó el proyecto “Paraguay protege a las mujeres, niñas, niños y adolescentes contra la violencia, en el contexto de la emergencia por Covid-19”.

Este proyecto fue seleccionado y tiene como objetivos: 1) fortalecer las acciones de respuesta del país ante la problemática de la protección de mujeres y de niños, niñas y adolescentes contra la violencia, en el contexto de la emergencia por Covid-19; incluyendo servicios de atención funcionando efectiva y eficientemente en áreas urbanas y rurales, con articulación interinstitucional de esfuerzos y movilización de recursos complementarios desde la sociedad civil y el sector privado;  2)  promover la prevención de la violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes, proveyendo información sobre mecanismos de atención existentes en el contexto de la emergencia por Covid-19, fácil de difundir en el sector rural, incluyendo el uso del idioma guaraní; a través de una campaña apoyada por una alianza multisectorial compuesta por agencias de la ONU, ministerios del Gabinete Social, grupos privados de medios de comunicación, compañías de telecomunicaciones y plataformas de medios sociales.

El proyecto durará seis meses y pretende dejar capacidades fortalecidas en las instituciones intervinientes para la atención de denuncias, de modo a que la respuesta se desarrolle en el marco de la Mesa ampliada de violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes (en coordinación con el Ministerio de la Mujer, el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia y otras instituciones); y que utilicen un protocolo de respuesta para que las personas que lo requieran puedan acceder a una atención eficiente y efectiva. 

 


 

[1] http://www.mujer.gov.py/index.php/noticias/con-alto-numero-de-bromas-la-linea-137-ya-recibio-este-mes-mas-de-mil-llamadas

[2] http://www.minna.gov.py/noticia/2903-mayo-mes-de-la-lucha-contra-el-abuso-sexual-de-ninas-ninos-y-adolescentes-todossomosresponsables.html#.XrQzbmgzbIU

Icon of SDG 05 Icon of SDG 10 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Paraguay 
Ir a PNUD Global