--- Image caption ---

Por:  Norma Ramos Rodas

Coordinadora Nacional Programa de Pequeñas Donaciones – PNUD Paraguay

Las lenguas indígenas representan a su pueblo y contribuyen a la riqueza cultural de un país. La lengua genera lazos profundos; cuando los indígenas se expresan a través de su propia voz mencionan que entregan su alma, y es la base de su identidad y cultura como pueblo.  También es el sitio donde se resguardan de las amenazas que afrontan. 

Paraguay es un país pluricultural y bilingüe, teniendo dos idiomas oficiales: el castellano y el guaraní, que es la única lengua indígena hablada por la mayoría de una población no indígena.  Actualmente en nuestro país habitan 19 pueblos indígenas agrupados en cinco familias lingüísticas, y la misma raíz de lenguas les agrupa: Guaraní (Aché, Avá Guaraní, Mbya Guaraní, Paï Tavytera, Guaraní Ñandeva, Guaraní Occidental); Mataco Mataguayo (Nivaclé, Maká, Manjui); Lengua Maskoy (Toba Maskoy, Enlhet Norte, Enxet Sur, Sanapaná, Angaité, Guaná); Guaicurú (Qom)y Zamucu (Ayoreo, Yvytoso, Tomáraho).  Son 117.150 personas que viven en 13 departamentos de la Región Oriental, Chaco y en Asunción.  Esto implica que estamos hablando de 19 culturas y lenguas diferentes, algunas bien conservadas y otras altamente amenazadas en desaparecer.

Los Tomárãho, Nivaclé, Ayoreo, Enlhet Norte, Maká, Ybytóso y Aché conservan una alta vitalidad de su lengua que está por encima del 90%, lo que significa que esa proporción de su población utiliza su lengua.  Seguidamente, con una vitalidad intermedia por encima del 70%, están los Guaraní Ñandéva, Toba Maskoy, Manjui y Qom. Entre el 20% y el 50% de la población indígena que emplea su propia lengua están los Enxet Sur, Sanapaná, Paĩ Tavyterã, Mbyá Guaraní y Guaraní Occidental. Finalmente, los pueblos Guaná, Avá Guaraní y Angaité son los que están en estado más crítico: apenas entre el 1% y el 10% de su población hablan su lengua.

El bosque, el agua, el suelo, el aire y las semillas de la tierra, que forman parte de la biodiversidad, constituyen la fuente de vida, de espiritualidad y base de la supervivencia de estos pueblos. Su hogar, su alimento, su lugar de conocimientos y de prácticas, el sitio de sus danzas, su artesanía y su LENGUA, son sus principales motivaciones para seguir fortaleciendo su cultura, su identidad y su forma de vida.

Comprometámonos a proteger esta diversidad cultural, primeramente reconociendo el gran aporte que realizan los pueblos indígenas a nuestra sociedad, valorando sus conocimientos y tradiciones, fortaleciendo la transmisión de generación en generación familiar de sus saberes ancestrales, respetando su cultura, sus derechos y la estrecha relación que tienen con su territorio y la naturaleza.

El tema elegido por las Naciones Unidas para conmemorar el 9 de agosto el Día Internacional de los Pueblos Indígenas es justamente el de las “Lenguas Indígenas”, coincidentemente con su año internacional, para reforzar la importancia de la preservación y revitalización de las culturas y sobre todo las lenguas, muchas de ellas en peligro de extinción.  

Nuestra rica diversidad cultural está reflejada por los 19 pueblos que habitan en nuestro territorio nacional, y que debemos -como nación y sociedad paraguaya- valorar y proteger. 

Icon of SDG 10

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Paraguay 
Ir a PNUD Global