Hacia una agricultura sostenible

19-ene-2018

El productor Edoard Schaffrath junto a la plantación de soja. Imagen: Santi Carneri

Desde hace casi 45 años Blanca Saiki es productora de granos. Tiene 500 hectáreas de tierra en el distrito de Pirapó, a 420 kilómetros de Asunción, capital del Paraguay. En ellas cultiva soja, trigo, maíz, girasol, sorgo, canola, y demás productos agrícolas y de autoconsumo.

Blanca forma parte de los cerca de 70 mil productores de granos de Paraguay, responsables de más del 60% de las exportaciones del país y de alrededor del 17% del PIB nacional.

A ellos se suma Edoard Schaffrath, oriundo de Brasil pero residente en el país desde 1988.  Es intendente del distrito de Naranjal, a 350 kilómetros de Asunción, donde además es propietario y trabaja alrededor de mil hectáreas de tierra.

Ambos productores llevan décadas trabajando en agricultura. Sin embargo, su actividad, la producción de granos, no es bien vista por toda la comunidad. A muchos productores los llaman “sojeros” y los culpan de la deforestación y contaminación de suelos y recursos hídricos del país. Ellos, por su parte, aceptan que aún hay prácticas por mejorar y demuestran que van por el buen camino: el dela sostenibilidad.

De armas tomar

Blanca es una mujer fuerte y de personalidad imponente. Siendo joven abandonó sus estudios para trabajar y ayudar a cubrir los gastos del hogar. Buscando mejores oportunidades migró a Pirapó, distrito fundado en 1960 por inmigrantes japoneses dedicados a la agricultura. Allí conoció a quien luego se convirtió en su marido.

“Una paraguaya con un japonés no era normal. Mi matrimonio fue difícil. No fui aceptada por la familia de mi marido. La situación económica no era buena, pero sobrellevé las circunstancias y con mi marido afrontamos la vida de la chacra”, sostuvo Blanca.

Esa vida le exigía ingeniarse para cuidar a sus tres niños, quienes de pequeños la acompañaban en el tractor. Sus jornadas transcurrían entre secar los granos de soja al sol, empaquetarlos, trasladarlos y apilarlos en el depósito; quedar irreconocible tras gruesas capas de polvo luego de días enteros de trabajo en la tierra; y administrar cifras para determinar hasta qué punto podían invertir o endeudarse para la producción. Cuando su marido falleció, Blanca tomó al 100% las riendas de la producción.

 

Desmitificar la soja

Paraguay es el sexto exportador mundial de carne, el sexto productor de soja y de aceite de soja, y el cuarto exportador de ese grano. Actualmente en el país se siembran unas 3.388.709 hectáreas con soja. De acuerdo a la Unión de Gremios de la Producción (UGP), el 20% de esa superficie es trabajada por unos 38.000 pequeños productores, que producen en parcelas de hasta 20 hectáreas cada uno.

Edoard, forma parte de una familia de inmigrantes. En 1924 su abuelo abandonó Alemania para desembarcar en Brasil, donde continuó con la actividad a la que ya se dedicaba en Europa, la agricultura. En 1978, siendo muy joven, Edoard viajó con su padre la zona de Naranjal en Paraguay, donde también se convirtió en productor.

“Cuando éramos chicos, trabajábamos con arado y bueyes y limpiábamos el campo a mano con hacha. Por muchos años los gobiernos incentivaron con políticas, bajos costos y préstamos accesibles el desmonte de tierras para la producción”, aseguró. Esta situación cambió desde 2005, cuando entró en vigencia la Ley de “Deforestación cero”.

De acuerdo con Edoard, las dificultades que enfrentan hoy los productores de granos se deben sobre todo a “malas decisiones tomadas por ellos mismos”. El uso de técnicas agrícolas no sostenibles, incluyendo prácticas agresivas con el suelo y el uso ineficiente del agua, han provocado la erosión del suelo.

La finca de Edoard, sin embargo, es un ejemplo a seguir. Utiliza técnicas de siembra sostenibles y amigables con el medioambiente. “Necesitamos un cambio de cultura en los productores. A la generación nueva le llamamos los cowboys de la chacra, porque tienen todo fácil y no se quieren comprometer”, asegura.  Pero poco a poco, están introduciendo prácticas sostenibles que protegen la tierra y los cultivos.

 

La alternativa

Ante la disyuntiva que presenta la posibilidad de aumentar la producción de granos en el país y la necesidad de proteger el medioambiente, se implementa en Paraguay el Proyecto Paisajes de Producción Verde, implementado por la Secretaría del Ambiente (SEAM) con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

A través de este proyecto, que busca conservar la biodiversidad y el manejo sostenible de los suelos, se creó la Plataforma Nacional de Commodities Sustentables, integrada por productores de la zona, entre ellos Blanca y a Edoard. Ambos participaron en la elaboración de su plan de acción 2018, el cual incluye la difusión de buenas prácticas agrícolas.

Además, se llevará a cabo un catastro de las fincas de Naranjal para monitorear el cumplimiento de las normativas ambientales y un sitio web que ofrecerá información sobre cada finca, desde el estado de pago de los impuestos hasta la verificación de la cobertura de área boscosa y protección de causes hídricos, entre otros datos. 

“La agricultura no mata a la gente, o sino nosotros y nuestros hijos estaríamos muertos”, dice Edoard. “Nosotros hacemos el pan que viene del trigo y se pone sobre la mesa todos los días; la leche que sale de la vaca que come maíz y harina de soja; la chipa que viene del almidón de la mandioca. La gente se olvida que por la mañana quieren desayunar, que al mediodía buscan almorzar y por la noche cenar. Todo eso sale de donde se producen los alimentos, que es aquí”.

 

Más información:

Ingrid Villalba

+595 21 611 980 int. 141

ingrid.villalba@undp.org

UNDP Around the world

You are at UNDP Paraguay 
Go to UNDP Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe