“Paraguay tiene todo para ser líder en sustentabilidad”

11-dic-2017

En su paso por el país, Charly Alberti, Embajador de Buena Voluntad del PNUD, aseguró que ésta es la última generación que, de decidirse, puede revertir lo que él llama Cambio Ambiental Global. Afirma que, como consumidores y votantes, el poder de cambiar está en cada uno.

Charly Alberti es revolución. Primero revolucionó el rock latinoamericano, consagrándose como leyenda al haber impactado profundamente en la historia de éste como baterista de la mítica Soda Stereo. Hoy revoluciona la sociedad desde otra arista, el activismo a favor de la protección del medioambiente.

Hace casi 8 años, al comprender preocupado que “hemos generado un estado del planeta muy crítico”, Charly volvió a subir a los escenarios del continente latinoamericano con un nuevo objetivo, el de transformar esa preocupación en una ocupación. Fue así que en el 2010 creó la Fundación Revolución 21 (R21), a través de la cual trabaja casi a tiempo completo para lograr una Latinoamérica más sustentable.

En este marco los pasados 14 y 15 de noviembre Charly visitó Paraguay, donde interactuó con medios de prensa, dio una presentación en una universidad local, cerró la última charla Gramo del año disertando ante más de 1000 personas, y charló con PNUD Paraguay.

Cambio Ambiental Global

Charly urge a que los seres humanos asimilemos la situación crítica del mundo e implementemos un cambio actitudinal hoy. “El estado de deterioro se ve en todos los ecosistemas. El cambio climático es una parte del gran problema que yo llamo Cambio Ambiental Global. No tenemos mucho más tiempo para reaccionar, las consecuencias las estamos viendo hoy. Somos la última generación que, si se decide, puede hacer un cambio. De lo contrario el planeta en que van a vivir nuestros chicos en el 2050 será muy diferente al que nosotros recibimos”, aseguró.

Y esa no es una opinión. Predicciones de la ONU estiman que para el 2050 habrá en los océanos más plásticos que peces; que la  productividad de los cultivos podrá verse afectada para ese año en un 5%; que unas 200 millones de personas (cerca de 30 veces la población actual del Paraguay) podrían ser “refugiados climáticos” al verse obligados por los efectos del cambio climático a dejar sus casas y desplazarse a zonas habitables, entre otros.

Sin embargo, con determinación las predicciones se pueden transformar. Ejemplo de ello es la reducción del agujero de la capa de ozono, proceso que, de acuerdo a investigadores, se dio luego de la firma del Protocolo de Montreal de 1987, el cual prohibió el uso de los clorofluorocarbonos (CFC) utilizados como fluido refrigerante. Se estima que el agujero se cerrará para el 2050.

 

Somos el problema y la solución

Él hace énfasis en la responsabilidad de cada persona con respecto al actual estado crítico del planeta, y en la capacidad que tiene cada uno de cambiar el rumbo de la historia a través de la voluntad. “Cada uno de nosotros es responsable. No son ni las empresas ni los gobiernos. Porque a la empresa le compramos los productos nosotros, y a los políticos los votamos nosotros”, afirmó.

Hizo hincapié en que Paraguay, de cara a las próximas elecciones de candidatos a la presidencia, se encuentra en un momento decisivo en cuanto a la sustentabilidad. “Es hora de que los paraguayos decidan si quieren convertirse en líderes ambientales. Tienen todo para convertirse en un país líder en sustentabilidad: los recursos, la gente. Deciden ustedes si quieren seguir votando a los políticos que siguen contaminando y ofreciendo un futuro incierto para nuestros hijos y dándonos un presente dudoso. Ninguno de nuestros países está viviendo en el sumun”, sostuvo.

También resaltó la capacidad que tenemos los individuos de cambiar la manera de producción de una empresa si nos organizamos. “Si sabés que una empresa deforesta el Chaco para venderte un producto, pudiendo hacerlo de forma sustentable, tenés la opción de no comprarle más. Y si nos unimos todos y dejamos de comprar a esas empresas, van a verse obligadas a cambiar la forma de producción”, aseguró.

Sin embargo, compartió que el problema es justamente que el individuo no se percata de su rol y protagonismo en el problema. No se ve como responsable de la situación actual, y tampoco se ve como posible solución.

Charly aboga por los cambios conductuales sencillos, pero en masa. Comenta por ejemplo que de no cerrar la canilla al lavarnos los dientes desperdiciamos 15 litros de agua por vez, unos 30 al día por persona, lo cual multiplicado por la población actual del Paraguay se traduce en el desperdicio de unas 30.000 piletas olímpicas de agua dulce al año, sólo en nuestro país.

“Lo más difícil de este problema es que la gente entienda su responsabilidad. Las cosas que cada uno de nosotros hace o deja de hacer genera un impacto en el mundo porque no estamos solos, estamos con otros 7 mil millones de personas. El problema se genera por la sumatoria de que todos dejemos la luz encendida, de que todos tiremos el aceite por el escusado. Y la solución se genera porque todos lo dejemos de hacer”, afirmó.

 

Un Paraguay preocupado

Según Charly, el problema radica también en que las personas perdieron el contacto con la naturaleza, y en la falta de confianza en sí mismos.

Mencionó sin embargo que de Paraguay proviene la mayor cantidad de mensajes que recibe de personas preocupadas por el medioambiente. “La gente me pide que venga a Paraguay, que hay que hacer algo porque están destrozando los bosques. La gente está preocupada. Pero lo que hay que hacer si realmente están preocupados es cortar rutas, cerrar calles, quejarse con el gobierno. La responsabilidad de generar los cambios es nuestra”, culminó.

En reconocimiento a su labor a favor de la sustentabilidad el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Argentina nombró recientemente a Charly Alberti Embajador de Buena Voluntad (EBV). “Esto es para mí un gran honor y una gran responsabilidad. Es una nueva etapa dentro de mi misma línea a favor de la sustentabilidad. El respaldo y la información del PNUD me suma al momento sentarme a hablar con un empresario, presidente o político”, comentó al respecto Charly.

Más información:

Ingrid Villalba

+595 21 611 980 int. 141

ingrid.villalba@undp.org

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Paraguay 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe