Mensaje de Ban Ki-moon por el Día de las Naciones Unidas

24 oct 2013

image

Queridos amigos,

El Día de las Naciones Unidas brinda una oportunidad para reconocer hasta qué punto esta valiosa Organización contribuye a la paz y al progreso común.

Es un momento para reflexionar sobre qué más podemos hacer para que nuestra visión de un mundo mejor se haga realidad.

El conflicto en Siria es nuestro mayor desafío en materia de seguridad.

Millones de personas dependen del personal humanitario de las Naciones Unidas para recibir asistencia vital para su supervivencia.

Los expertos de las Naciones Unidas están trabajando codo con codo con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, galardonada con el Premio Nobel de la Paz, para eliminar los arsenales de Siria.

Además, estamos impulsando una solución diplomática que ponga fin a un sufrimiento que ya ha durado demasiado tiempo.

Nuestro reto más urgente en materia de desarrollo es lograr que la sostenibilidad se haga realidad.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio han reducido la pobreza a la mitad.

Ahora debemos mantener esa dinámica, preparar una agenda para el desarrollo después de 2015 que resulte igual de motivadora y alcanzar un acuerdo sobre el cambio climático.

Este año, una vez más, las Naciones Unidas aunaron fuerzas en relación con los conflictos armados, los derechos humanos, el medio ambiente y muchas otras cuestiones.

Seguimos demostrando lo mucho que se puede lograr con la acción colectiva, y aún podemos lograr más.

En un mundo más conectado, debemos estar más unidos.

En el Día de las Naciones Unidas, comprometámonos a estar a la altura de los ideales fundacionales y a colaborar en pro de la paz, el desarrollo y los derechos humanos.