Emprendedor por naturaleza

a
José Luis es un emprendedor nato. Tras haberse dedicado más de una década al paisajismo, decidió lanzarse a un nuevo pero complementario proyecto: la producción de plantas.

José Luis Belli tiene 30 años, y desde los 15 gana su propio dinero porque él así lo quiso; pues es emprendedor por naturaleza.

Es ingeniero agrónomo de profesión, pero de una manera u otra terminó vertiendo sus fuerzas y sus capacidades al reino de las plantas; reino en el cual se siente como en casa, ya que desde pequeño veía a su abuela, una inmigrante alemana, trabajar las plantas en el vivero que tenía en la zona conocida hoy como Cuatro Mojones.

Desde hace más de 13 años José Luis se dedica al paisajismo, es decir, a modificar física y visiblemente un espacio con elementos como la flora, fauna, las formas del terreno, los cauces de agua, las estructuras y la luz. Todo comenzó como un hobbie que luego se fue perfeccionando y tornando más serio, pero no por eso menos apasionante. Ha creado y sigue manteniendo hasta hoy jardines para empresas y casas de particulares y, por lo que cuenta, ha puesto y pone en cada uno de sus trabajos lo mejor de sí. “Uno tiene que dar lo mejor en cada cosa que hace”, asegura.

Emprendedor. Y es que José Luis es un emprendedor nato. Tras haberse dedicado más de una década al paisajismo, decidió lanzarse a un nuevo pero complementario proyecto: la producción de plantas.

Sueños logrados

  • “Yo nunca pensé en ser empleado de alguien. Siempre tuve mis emprendimientos, creo que es algo con lo que nací. Uno tiene que hacer una lista de las cosas que desea lograr, y debe recordarlas todos los días, y visualizarse con esos sueños logrados. Y llega el día en que los alcanzas”, dice, muy seguro de sus palabras.

Fue así como nació Naturalia, su empresa que ya tiene tres años de existencia y que cuenta con una amplia lista de producción propia de plantas, aunque otras siguen siendo compradas apuntando siempre a la multiplicación in situ de las mismas.

Para este proyecto, José Luis contó con el apoyo de INNOVA, la incubadora de empresas de la Universidad del Cono Sur de las Américas (UCSA), cuyo fortalecimiento fue apoyado por el Programa Conjunto Oportunidades del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“La incubadora es algo muy importante, ya que te apoya en una de las partes más importantes del emprendimiento, que es el momento de idearlo. Uno por lo general tiene una idea vaga y amplia, pero en la incubadora te ayudan a cerrarla más, a bajarla a la realidad, al mercado local, etc. Te abre las puertas, cuando en otros ámbitos estatales te las cierran”, asegura José Luis.

Él combina sus actividades entre sus dos proyectos, el paisajismo y Naturalia, que, como se mencionó, se complementan pues utiliza su propia producción de plantas en los jardines que crea.

El problema es que su producción no siempre es suficiente para satisfacer las necesidades de sus clientes. En ese sentido, explica que se requiere de mucha inversión para poder crear los viveros, las medias sombras y tener el personal necesario para poder atender a un establecimiento de gran tamaño. El hizo una inversión inicial de G. 70.000.000, a la que se le suman la adquisición de una camioneta, e incontables compras de nuevas plantas.

En este sentido, José Luis explica que intenta comprar plantas de pequeños productores, pagándoles un precio justo por sus productos, pues cree que así las posibilidades de emprender se multiplican. 

Un proyecto más. Actualmente lleva adelante otro proyecto, el de exportación de burrito. Cuenta que por el momento son unos cinco emprendedores los que llevan adelante el plan, pero que necesitan al menos tres más para poder negociar directamente con los compradores europeos, y poder luego armar alianzas con otros productores locales de las zonas en las que tenga lugar la producción, apuntando a que todos puedan vender juntos, al mejor precio posible.

José Luis se muestra agradecido a la UCSA y al PNUD por las oportunidades y capacitaciones brindadas a través de INNOVA, ya que ese proceso de incubación fue muy importante para el éxito posterior de su empresa.