Trabajando a favor de la interculturalidad

lai

Los estereotipos y prejuicios sobre los pueblos indígenas del Paraguay tienen raíces históricas e influyen en el modo en que funcionarios y funcionarias del sector público se relacionan con estas comunidades.  Pero una nueva generación de funcionarios del Estado ha logrado superar aquella visión y construyen una nueva relación con los pueblos indígenas, basada en un enfoque de derechos, en el marco de un proyecto llevado adelante por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con el gobierno de Paraguay.

Este es el caso de Estela Duarte y sus compañeros de trabajo –funcionarios de la Carrera del Servicio Civil, que integran  áreas administrativas de las instituciones del Estado- para quienes fue necesario comprender que los pueblos indígenas guardan una infinita riqueza de cultura y diversidad.  De hecho, de una población nacional de aproximadamente 6 millones  habitantes en la que las comunidades indígenas representan aproximadamente 100.000 personas (1,6%), sólo 70 de las mismas son empleadas por el Estado en diversas dependencias.

Guiada por la necesidad de modificar esta lejana relación del Estado con  las comunidades indígenas, Estela conoció a Catalino Sosa, Laurentina Santa Cruz y otros indígenas de diferentes organizaciones. Tras frecuentarlos en diferentes espacios de diálogo, comprendió que para entablar una  modalidad de trabajo  intercultural del Estado con  estas comunidades era necesario comprender y valorar su cultura.

Luego Estela interactuó con otros servidores públicos, también interesados en fortalecer su relacionamiento con los pueblos indígenas. Tal interés derivó en una iniciativa concreta, la creación de un espacio de diálogo impulsado por el PNUD en Paraguay y el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) Así, el proyecto “Fortalecimiento de capacidades institucionales para la implementación de políticas públicas para pueblos indígenas” reunió al Gabinete Social de la Presidencia de la República y a la Secretaría de la Función Pública con representantes de las siguientes organizaciones indígenas:  Federación por la Autodeterminación de los Pueblos indígenas (FAPI); Federación de Asociaciones de Comunidades Indígenas de la Región Oriental; Asociación de Mujeres Artesanas Nivacchei Vatcumjat Lhavoquei;  Coodinadora de Pueblos Indígenas del Chaco y la Organización Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (CONAMURI)

Fortaleciendo capacidades

  • “Debemos tomar como desafío este proyecto de fortalecimiento de capacidades; las capacidades que están en uno. El tiempo avanza y debemos lograr una conciencia social que posibilite la existencia de los pueblos indígenas dentro de la diversidad,” dijo Hipólito Acevei, Presidente de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas.

En el marco de esta iniciativa también se puso en marcha el curso virtual “Pueblos indígenas, democracia y derechos humanos”. El espacio de capacitación aglutinó a diferentes sectores involucrados; permitiendo que líderes y lideresas indígenas accedan al mundo digital, lo cual propicio un espacio de diálogo entre los participantes, así como el  intercambio de experiencias..

Este diálogo implicó un hecho histórico en Paraguay: 18 instituciones públicas, 5 organizaciones de pueblos indígenas, 4 agencias de la Organización de las Naciones Unidas y 1 una red de entidades privadas que trabajan con los pueblos originarios  iniciaron  un proceso de diálogo, a través de talleres de orientaciones técnicas, con el fin de debatir las capacidades institucionales del Estado, plantear respuestas a la situación de los pueblos indígenas y contribuir a una gestión pública efectiva que trabaje para garantizar los derechos humanos.

El camino andado concluyó en un producto concreto, el manual  denominado “Orientaciones básicas para el trabajo del funcionariado público con pueblos indígenas”. Estas Orientaciones Básicas fueron socializadas a nivel nacional, con servidores públicos del gobierno central y local.

 Esta  segunda fase de socialización y difusión se enmarcó dentro de otra iniciativa, el proyecto denominado “Desarrollo de Capacidades de Instituciones Públicas para la implementación de políticas para Pueblos Indígenas con énfasis en la territorialidad y gobernabilidad”. Para el efecto, se conformó un equipo facilitador donde los propios funcionarios públicos, líderes y lideresas indígenas desarrollaron talleres donde debatieron medidas de no discriminación en el servicio del funcionariado público. Este proceso desarrolló capacidades institucionales en el Estado y la sociedad civil, en el ámbito del gobierno central y a nivel de los gobiernos locales, a fin de implementar programas y políticas públicas efectivas y eliminar así, las brechas de inequidades y exclusión social de los Pueblos Indígenas.

De esta forma se fueron concretando los primeros  avances de las iniciativas mencionadas, entre los que se citan: la formulación de propuestas al interior de las instituciones públicas, orientadas  a fortalecer los procedimientos de aplicación de las políticas públicas para pueblos indígenas; y el empoderamiento del equipo facilitador para instalar en la agenda pública de las instituciones una atención sin discriminación y con enfoque de derechos.

 “Gracias a los talleres realizados se están encaminando esfuerzos para que la participación sea verdadera, que la autonomía de los pueblos indígenas sea hacia los blancos y no al revés, como estaba dado, y para que se haga realidad tierra, territorio y autonomía”, dijo Daniela Benítez, Representante de la Asociación de Mujeres Artesanas Nivacchei.  

 

 

Single content feature
Title

This is a single content feature right rail component, can be used to feature publications or have a right box to highlight other type of content.  The text and image can link to a different item than the more link.

More link