El PNUD en acción

Alt text for image
PNUD Paraguay/María Bo

La cartera de ambiente y energía del PNUD en Paraguay, trabaja sobre los diferentes aspectos del desarrollo sustentable, impulsando programas, proyectos, iniciativas y actividades que contribuyan a la “promoción e implementación de políticas y programas de conservación y uso sostenible de los recursos biológicos y culturales”, al “fortalecimiento de las capacidades nacionales para la implementación de políticas y estrategias de desarrollo territorial articuladas con la dinámica socio-demográfica” y al “apoyo e impulso de un modelo de desarrollo sostenible y equitativo”. Este trabajo se realiza a través de una interacción con una variedad de sectores que incluyen a las instituciones públicas, al sector privado y a Organizaciones de la Sociedad Civil como ser organizaciones ambientalistas, organizaciones indígenas, organizaciones campesinas, etc.

Contexto país

Alt text for image
PNUD Paraguay/René González

La gestión sostenible del ambiente resulta indispensable para el desarrollo mundial. De mantenerse la tendencia actual de crecimiento económico y de población, sin nuevas tecnologías limpias y sin cambios drásticos sobre cómo se utilizan los recursos, nuestro planeta y toda la humanidad que en él reside, quedarán expuestos a situaciones de vulnerabilidad extrema.

El Paraguay no escapa a esta realidad, y aún siendo éste un país con un índice de Desarrollo Humano medio, los desafíos en el campo ambiental no son menores.  Estos desafíos se dan tanto en el ámbito del marco legal y del marco institucional, como en el ámbito del desarrollo general del país.                        

El marco legal es amplio y ha sido trabajado más específicamente desde 1992, contando hoy con un extenso compendio de leyes ambientales, aunque muchas de las mismas aún no cuentan con una reglamentación, lo cual a su vez impide su implementación efectiva.  Esta tarea, incluyendo completar la reglamentación de la ley de Servicios Ambientales, es fundamental a modo de ampliar el flujo de recursos hacia la conservación y usos sustentables de los bienes naturales.

A pesar de estas macro-políticas y esfuerzos, a la institucionalización de la cuestión ambiental aún le falta un largo camino por recorrer para lograr una trasversalización efectiva en los programas estatales y la concertación participativa de objetivos de conservación, en equilibrio con el desarrollo del país.

Un indicador importante del estado ambiental del país es su tasa de deforestación. En Paraguay, la deforestación de décadas anteriores y la transición a la agricultura tecnificada y de monocultivo está conduciendo a cambios importantes en el ambiente. En la región Oriental, la superficie boscosa ha disminuido drásticamente en el período comprendido entre 1960 y 2003 con tasas de deforestación que llegaron a unas 300.000 ha por año;  a partir del 2004  y con la puesta en vigencia de la “Ley de Deforestación Cero” que prohíbe actividades de transformación  y conversión de superficies boscosas, esta tasa ha disminuido en un 80-90%; estimándose que actualmente la cobertura boscosa llega apenas a 15% de esta región. En la Región Occidental,  se ha estimado la deforestación en unas 130.000 ha/año a 300.000 ha/ año, generalmente resultante de la conversión de bosques a pastizales para ganado. Este proceso de deforestación es ciertamente demasiado rápido como para permitir una adecuada fiscalización y monitoreo de los posibles impactos resultantes de esta actividad, tanto en términos de los procesos de desertificación, como en la conservación de la diversidad biológica

El vínculo entre la tasa de deforestación y las emisiones de gases de efecto invernadero del país es claro al ver que el sector con mayores emisiones de CO2 el de “cambio de uso de la tierra y silvicultura) que aportó un total de 94,85% de las emisiones totales del país según registros del año 2000.

Aunque que el Paraguay es un país con relativamente bajas emisiones en comparación con la región y a nivel global (4,2 millones de toneladas de CO2 o 0,7 toneladas de CO2 per cápita, según datos del 2000), las cifras referidas a las emisiones provenientes del cambio de uso de la tierra (y otras) confirman la importancia de trabajar no solo a nivel de medidas de adaptación, sino que también en todos los temas relativos a la mitigación del cambio climático.

En lo que se refiere al sector del agua, Paraguay es uno de los países de Latinoamérica con mayor  disponibilidad con 63.000 m3 /hab/año, mayoritariamente en la región oriental. Si bien esta disponibilidad es fundamental puesto que es el sustento de la industria hidroeléctrica del país, aún quedan desafíos significativos en términos de la calidad de los recursos hídricos y lo referente al saneamiento básico. En efecto, la gestión integrada de los recursos hídricos como un instrumento para el fortalecimiento de la gestión del agua en el país es un concepto que aún requiere de esfuerzos importantes en términos del diseño de políticas, así como también del marco normativo e institucional; algunos avances que deben destacarse si embargo son la promulgación de la ley de aguas en el 2007, además de la aprobación de su reglamentación por el Consejo Nacional  del Ambiente en el 2012 y la generación de varios instrumentos que contribuyen a un manejo mejorado del agua, tanto a nivel central como en el local.

Estos datos subrayan la importancia de que el país cuente con una estrategia clara de uso de los recursos naturales y forestales, además de políticas de desarrollo que sean incluyentes e incorporen la dimensión del cambio climático en su diseño. En efecto, un estudio reciente  reveló que el sector agropecuario requiere de una inversión adicional de unos US$ 115 millones, el sector salud de unos US$ 83 millones y el sector forestal de unos US$ 62 millones para hacer frente a los efectos del cambio climático para el período 2010-2030, aportando datos financieros concretos que deberían gestionarse a modo de minimizar impactos en estos sectores.

 

Logros

lala
PNUD Paraguay/René González

A lo largo de los últimos años, algunos logros obtenidos con el apoyo del PNUD incluyen la generación de instrumentos relacionados a: 1) biodiversidad (como por ejemplo la propuesta de Plan Estratégico del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas, el Atlas del Sistema nacional de Áreas Silvestres Protegidas, la Estrategia de Sostenibilidad Financiera del SINASIP y la propuesta de plan estratégico del sistema nacional de vida silvestre); 2) cambio climático  (como por ejemplo la Segunda Comunicación Nacional de Cambio Climático, la Política Nacional de Cambio Climático,  la implementación efectiva del Programa Nacional ONU REDD, la evaluación de las necesidades de financiamiento  adicional para hacer frente al cambio climático en sectores priorizados  relacionados  a la adaptación y 3) Sustancias que Agotan el Ozono,  como por ejemplo la elaboración  y promoción del debate sobre el " Decreto 12685/08 "Reglamentación sobre Gestión Ambiental sobre sustancias agotadoras de la capa de Ozono"  y el desarrollo e implementación del Sistema de Certificación de Trabajadores por Competencias Laborales de Trabajadores en sector Refrigeración y Aire Acondicionado.                             

Publicaciones destacadas
Política Nacional de Cambio Climático

La preparación de la Política Nacional de Cambio
Climático se enmarca en la Política Ambiental Nacional y se constituye como el instrumento rector que orientará los programas, proyectos, acciones y estrategias en materia ambiental.

thumbnail
Segunda Comunicación Nacional de Cambio Climático

 

La elaboración de la Segunda Comunicación Nacional refuerza la concepción de complejidad que rodea a la temática del cambio climático, cuyas consecuencias adversas sólo podrán revertirse mediante el esfuerzo mancomunado, tanto de las sociedades locales y nacionales, como las regionales e internacionales, en las identificaciones y la aplicación de programas y medidas tanto de adaptación como de mitigación

Autoevaluación de las capacidades Nacionales para la intrumentación de las Convenciones de Río en el Paraguay (NCSA)

 

Esta publicación presenta los resultados de la Autoevaluación de las Capacidades Nacionales (NCSA, por sus siglas en inglés) para la instrumentación de las Convenciones de Río en el Paraguay, realizada en el marco de la Iniciativa Global de Desarrollo de Capacidades, con el apoyo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), de la Secretaría del Ambiente (SEAM) del Gobierno de Paraguay y del
Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD)

Ver más